1.1.09

Rosalie Cullen




Biografía :

Rosalie Hale nació en Rochester , Nueva York, en 1915. Su familia se componía de su padre, madre, sus dos hermanos menores y ella. Su madre era ama de casa, mientras que su padre se ocupaba en un banco, que mantuvo a la adinerada familia en épocas de baja economía. Ella era muy guapa y le agradaba que le alabaran. Un día, la madre de Rosalie la viste para entregar a su padre el almuerzo en el trabajo, ahi conoce a Royce King (el hijo del dueño del banco)y de inmediato se interesó por ella. Sin embargo su relación se basaba en la atracción física por parte de él y por el dinero por parte de ella. Poco antes de su boda, Rosalie visita a su mejor amiga, Vera, que tenía un marido que la quería de verdad. Fue durante esa visita cuando cae en cuenta de la falta de amor existente entre ella y Royce. Cuando volvía a su casa, Rosalie se encontró con su prometido y con sus amigos borrachos. Royce presumió de la belleza de Rosalie, llevándola a un callejón donde fue maltratada, hasta el punto en que ellos la creian muerta. Más tarde la encontró Carlisle Cullen, y la transformó para convertirla en la compañera de Edward, seguro de que no le produciría más dolor ya que, probablemente no sobreviviría de otro modo. Rosalie mejoró su estado de ánimo cuando observó que había mejorado su belleza, Rosalie sólo ha matado a Royce y a sus amigos que hicieron que su vida cambiara, a modo de venganza. Torturó a Royce vistiendo con el vestido de novia. Sin embargo, no bebe su sangre, y se siente satisfecha de no haber probado la sangre humana nunca.
Mientras vive con los Cullen en Forks, se hace pasar por la hermana de Jasper Hale. Ella disfruta de los coches, y posee un BMW M3 convertible rojo. La tenacidad es la característica que se ve intensificada en Rosalie al convertirse en vampiresa. Hasta el tercer libro Bella le cae mal.



Nikki Reed:
Nació el 17 de enero de 1988 en West Los Angeles, California (Estados Unidos)
Nikki Reed, hija del director artístico Seth Green (“El club de la lucha”) debutó en el cine con “Thirteen” (2003), película dirigida por Catherine Hardwicke.